ENTREVISTA A EDGAR SEGUI

marzo 7, 2019 By 0 Comments

Hoy compartimos mesa con Edgar Segui, uno de los mejores croupiers a nivel internacional. Edgar empezó hace una década en el mundo del poker y en la actualidad trabaja como croupier freelance en los mejores eventos de poker del panorama internacional. Sin duda un referente profesional para todos los croupiers españoles.
Nos reunimos con Edgar en su Gandía natal después de su último viaje a las Bahamas y nos tomamos una caña con él mientras nos cuenta sus vivencias en el mundo del naipe. Enjoy!

Elite Poker School: Hola Edgar, cuanto tiempo sin verte! Un placer tenerte con nosotros.
Edgar Segui: Hola, aquí estoy preparado para lo que sea.

EPS: ¿Dónde naciste Edgar?
ES: En Gandía, en el año 86. Tengo más años que un bancal ya (risas)

EPS: Se te ve viejo, debe ser por tantos viajes y tanto poker. ¿Dónde vives en la actualidad?
ES: Ahora vivo en Valencia, aunque visito mucho Gandía porque mis padres y muchos de mis familiares y amigos viven allí. Digamos que mi día a día lo hago en Valencia y cuando tengo un fin de semana libre me voy para Gandía.

EPS: ¿Qué nivel de estudios tienes?
ES: Tengo el graduado escolar y luego hice una Formación Profesional de grado medio.

EPS: ¿De qué?
ES: Electromecánica de Vehículos. Yo empecé mi vida laboral como mecánico, lo que pasa es que la vida da muchas vueltas y al final he acabado como croupier, que es algo que si me lo llegan a contar entonces ni me lo hubiese creido.

EPS: ¿Cuántos idiomas hablas?
ES: Hablo español y valenciano, obviamente, y también tengo un inglés bastante alto. También un poco de francés y con el italiano puedo llegar a defenderme un poco también.

EPS: ¿ Cómo te manejas en tantos idiomas?
ES: A ver, manejarme bien sobre todo en inglés. En francés entiendo bastante, pero a la hora de expresarme soy muy limitado. Puedo hacerme entender pero digamos que no lo hablo de manera muy ortodoxa. Y luego el italiano es tan parecido al valenciano y al español que es muy sencillo comunicarte con ellos aunque no hables italiano.

EPS: ¿ Cuál fué tu primer contacto con el poker?
ES: Fué de milagro, por pura casualidad hace unos 10 años. Se me acabó el contrato en el taller en el que trabajaba y no me renovaron a causa de un fallo en el trabajo que yo no cometí.

EPS: ¿Y eso? ¿Qué pasó?
ES: Había unas arandelas que venían defectuosas de fábrica. Yo las utilicé en una faena y por culpa de esas arandelas se jodió la reparación de un coche y me culparon a mi. Meses después el jefe vino a verme y a pedirme disculpas porque descubrieron que el problema habían sido las arandelas, no yo.

EPS: O sea que eres croupier gracias a unas arandelas defectuosas?
ES: Se podría decir que si (risas).

EPS: Entonces supongo que buscaste un nuevo trabajo…
ES: Si. Estuve un par de años trabajando de varias cosas; en un Carrefour, en algún restaurante, incluso haciendo mecanografía y traducciones para páginas web. Un día un vecino mio que trabajaba de camarero en el casino de Gandía me comentó que buscaban croupiers, así que me presenté a las pruebas.

EPS: ¿Y no sabías nada de poker en ese momento?
ES: Nada, cero. Yo jugaba mucho al truc, que es un juego de cartas muy popular en algunas zonas Valencia, pero de poker no tenia ni idea.

EPS: ¿Nunca habías jugado a poker?
ES: No, la primera vez que jugué a poker yo ya estaba trabajando de croupier en Gandía. Un día que terminamos pronto de trabajar nos fuimos unos cuantos al piso de unos amigos y estaban todos jugando a poker online, que por entonces yo ni sabía que existia.

EPS: ¿Y cómo te fué el curso de croupier?
ES: Bien, aprendí a trabajar poker texas holdém, blackjack y ruleta, aunque lo mío siempre ha sido el poker.

EPS: ¿Cómo fué tu primer día de trabajo en el casino?
ES: Mi primer día fué en el casino de Gandía, y apenas me acuerdo de nada, solo que sudé como un cerdo por los nervios. Lo que si que recordaré siempre es que cuando terminé de trabajar y me mandaron a casa, en mitad de la sala me quité la pajarita y el chaleco mientras iba hacia los vestuarios, y me pegaron una bronca de la leche por quitarme la ropa del trabajo en mitad de la sala delante de los clientes (risas).

10 años de poker

EPS: ¿Cómo es trabajar en un casino? ¿Era lo que esperabas antes de empezar?
ES: Después de haber trabajado en un montón de sitios, trabajar de croupier me pareció super fácil. Me gusta trabajar de cara al público, me gusta socializar con los jugadores y me gusta el poker. De hecho yo desde el principio me sentí batante cómodo en mesa, pero tenía compañeros que les costó bastante superar el tema de los nervios.
Además se trabaja sentado en una mesa, normalmente con buena temperatura en la sala y sin tener que doblar el lomo o cargar peso como cuando estaba en el taller. Lo que más me llamó la atención al entrar es todo el tema de seguridad y procedimientos que hay en los casinos, aunque rápidamente te acostumbras a esas cosas.

EPS: ¿Crees que es dificil convertirte en croupier de poker?
ES: No es dificil, pero hay que tener una serie de cualidades que no todo el mundo tiene. Estas cualidades se pueden entrenar y adquirir, pero a través de mucho trabajo y experiencia,lo que hace que a algunas personas les cueste más trabajo que a otras convertirse en un buen croupier.

EPS: ¿Qué cualidades son?
ES: Principalmente habilidad con las manos, facilidad para el cálculo mental y mucho don de gentes y de comunicación con los clientes.

EPS: ¿Después del casino de Gandía empezaste a trabajar en otros casinos?
ES: Si, CIRSA tenía 3 casinos por la zona de Valencia, que eran casino de Gandía, casino de Monte-Picayo y en septiembre de 2010 abrieron el casino de Valencia. Yo llevaba como unos 3 meses trabajando de croupier y entré en la plantilla fija del casino, empecé a vivir en Valencia y a trabajar en los 3 casinos haciendo los torneos de poker durante unos cuantos años.

Edgar con parte del «spanish team» en Monte-Carlo

EPS: ¿En qué momento se te planteó la posibilidad de empezar a trabajar como croupier freelance?
ES: Todo fué a raiz del Estrellas Poker Tour de Pokerstars que se celebró en el año 2013 en el casino de Valencia. Ahí se podría decir que descubrí lo que era el mundo del poker fuera del circuito regional de Valencia, los grandes torneos que se celebraban a nivel nacional e internacional y el hecho de que había croupiers que se dedicaban a trabajar exclusivamente viajando de torneo en torneo por toda Europa, como si fuera la película de Rounders (risas)
El tema es que después de este torneo en Valencia, una noche que estaba de fiesta con los amigos recibí una llamada del casino preguntándome si queria ir a trabajar en el European Poker Tour (EPT) de Barcelona porque Pokerstars les había pedido algún croupier, y yo tuve la suerte de que tenía vacaciones durante las fechas del EPT Barcelona y tuve la oportunidad de ir casi de rebote.

EPS: ¿En ese momento sabías lo que era el EPT?
ES: Más o menos, porque después del Estrellas me informé un poco y empecé a ver algunos videos de lo que era y la verdad es que fué bastante flipante al principio tener la oportunidad de trabajar en semejante evento y de conocer de primera mano el mundillo de los croupiers freelance.

EPS: ¿Cuéntanos un poco en que consiste el trabajo de un freeance?
ES: Básicamente se trata de croupiers que trabajan en grandes eventos de poker que se realizan por toda Europa. Eso implica para empezar tener un nivel alto como croupier y tener disponibilidad para viajar a diferentes casinos.

EPS: ¿Cómo diste el salto a convertirte en freelance?
ES: Al principio era una cosa que ni me planteaba, pero poco a poco fuí entrando en la plantilla del EPT, acudiendo cada vez a más eventos, y creo que fué en el año 2015 cuando hice todas las paradas del EPT del año.

EPS: ¿Cuántas paradas eran entonces?
ES: Ese año hice Monte-Carlo, Barcelona, Malta dos veces, Dublín y Praga. Recuerdo que para el EPT de Praga ya no me quedaban días libres en el casino para poder hacer el viaje y tuve que elegir entre hacerme freelance o seguir en el casino, y opté por empezar como freelance. Fué el día 27 de noviembre del 2015 cuando me cogí una excedencia en el casino y empecé oficialmente mi carrera de freelance.

EPS: ¿Cómo fueron tus inicios como freelance?
ES: Muy bien la verdad. Tengo la suerte de trabajar en los mejores torneos en Europa, además viajando con muchos croupiers amigos mios, la mayoría de ellos de Valencia también, y eso te da la posibilidad de aprender un montón y de concocer a mucha gente dentro del mundo del poker y de los casinos.

EPS: ¿Qué diferencias ves entre ser freelance y trabajar como fijo en un casino?
ES: Trabajar fijo en un casino por un lado es algo más rutinario, trabajas 5 días a la semana y libras 2 ,y a final de mes cobras la nómina. Si eres freelance tienes que aprender a moverte más para encontrar eventos en los que trabajar, pero cuando acabas los eventos la paga la verdad es que suele bastante mejor que trabajando de fijo.

EPS: ¿Tú que prefieres?
ES: Yo he pasado por las 2 opciones, y depende de cada uno. Si sabes administrarte bien y tienes disponibilidad para viajar ser freelance te va a dar probablemente más dinero que trabajar fijo en un casino, aunque por otra parte hay gente que prefiere la seguridad de tener una nómina fija cada mes… No se, todo depende de la situación de cada uno.

EPS: ¿Has tenido alguna “celebrity” en la mesa?
ES: Sin contar a jugadores de poker famosos, que mucha gente que no está metida en el mundillo ni conoce, lo normal es coincidir con deportistas de élite. Yo he tenido a John Karew, Royston Drenthe, Gerard Piqué, Andriy Shevchenko, el golfista Sergio García…

EPS: ¿Cúal es el torneo de buy-in más caro en el que has trabajado?
ES: Si no recuerdo mal el Super High Roller de Pokerstars en Monte-Carlo, que son 100.000 euros de inscripción, aunque en el EPT trabajo con frecuencia en torneos con buy-in de 5.000,10.000, 25.000….

EPS: ¿Cuál es el bote más grande que has dado en una mesa de cash?
ES: No me acuerdo de la cantidad, creo que fué en una mesa en Praga y había casi 1 millón de coronas checas, aunque no recuerdo cuanto es eso al cambio, calculadlo vosotros (risas).

EPS: ¿Alguna vez has trabajado en mesas televisadas?
ES: En mi primer EPT de Praga me tocó hacer mesa televisada. Sortearon a ver que mesa iba a ser la televisada y tocó la mia. Me pusieron el pinganillo, la petaca, me dieron unas pocas indicaciones y me enchufaron en directo, aunque por suerte fueron solo unas pocas manos, no me gusta demasiado hacer mesa televisada la verdad.

EPS: Ahora te pido que tires de memoria y me digas en cuantos casinos has trabajado en tu carrera.
ES: Voy a intentarlo, aunque seguro que me dejo alguno; Casino Cirsa Valencia, Casino de Gandía, Casino Monte-Picayo, Casino Gran Madrid de Torrelodones, Casino de Marbella, Casino de Barcelona, Casino de Lloret de Mar, Casino Es Saadi de Marrakech, Casino de Tanger, Casino Atrium en el Hotel Hilton de Praga, Sport Club de Monte-Carlo, Casino Portomaso en Malta, el Royal Dublin Society y en el complejo Atlantis en las Bahamas.

EPS: Hace muy poco trabajaste en el PSPC de Bahamas, un evento que ha sido uno de los más importantes de la historia del poker, que además ganó un español, Ramón Colillas. ¿Qué tal fué la experiencia?
ES: Muy bien la verdad. Este año ha habido un torneo especial de 25.000 euros que ha batido todos los records de asistencia, con más de 5 millones de dólares para el ganador y que como dices se acabó llevando Ramón Colillas. Para mi estuvo bastante bien, porque me cogí el turno de noche y así pude aprovechar las mañanas para ir a la playa y disfrutar de las Bahamas. Como nota curiosa, debido a que gracias a los Platinum Pass que regaló Pokerstars a para jugar el Main Event vinieron muchos jugadores españoles que no son habituales de esta clase de torneos, y me pasó algo que no me había pasado nunca, que es que en vez de ir yo a hacerme fotos con los jugadores conocidos, eran ellos los que venian a hacerse fotos conmigo porque me conocían por mi cuenta de tweeter (@mclanegandia), la verdad es que fué muy divertido. Al final del evento me quedé en Bahamas 4 días en el resort con todo incluido, piscina, cocktails, sol y playa…

Edgar junto al trofeo del PSPC en Bahamas

EPS: Me ha dicho un pajarito que fuiste a jugar a los dados al casino…
ES: Si! Estuve jugando a “craps”(juego de los dados en inglés). Tenía mucha curiosidad porque es un juego que no es habitual en Europa y me pareció divertidísimo. Era igual que en las películas, la gente te animaba cuando ibas a tirar los dados y me lo pasé genial durante 2 o 3 horas. Además acabé ganando dinero y todo (risas).

Edgar (con sudadera amarilla) en Bahamas dándolo todo con los dados

EPS: Ya para acabar, ¿tienes algún hobby ajeno al poker que quieras comentar?
ES: Me gusta mucho salir por ahí con los amigos, pero eso no lo consideriaría un hobby. Juego bastante al truc, un juego de cartas valenciano muy parecido al mus, y también a la playstation, aunque la tengo un poco olvidada últimamente.

EPS: Bueno Edgar eso es todo, gracias por tu tiempo, nos vemos pronto en algún torneo de poker.
ES: Gracias a vosotros, un saludo!