ENTREVISTA A JOSE MARIA PEREZ-ACCINO

abril 10, 2019 By 0 Comments

Hoy nos acompaña un invitado muy especial, nada menos que Xema Pérez-Accino (@XeMa_PaN), jugador profesional que comenzó su carrera trabajando como croupier de poker. En esta entrevista nos contará como fueron sus inicios en el poker, así como su salto a convertirse en jugador profesional en Las Vegas, donde ha cosechado grandes éxitos, tanto en torneos como en partidas de cash.

Elite Poker School: Hola Xema, un honor tenerte con nosotros.
Xema: Hola, un saludo.

EPS: Lo tuyo es un caso atípico, de jugador recreacional pasaste a trabajar como croupier de poker, y de ahí diste el salto a jugador profesional, especializado principalmente en partidas de cash.
X: Si, la verdad es que no he tenido tiempo a aburrirme con esto del poker (risas)

EPS: Comencemos por el principio ¿Dónde naciste?
X: En Valencia capital.

EPS: ¿Has vivido siempre en Valencia?
X: Si, toda la vida he vivido aquí, aunque ahora viajo bastante y paso bastantes temporadas fuera de casa por motivos de trabajo.

EPS: ¿Cuántos años tienes?
X: Tengo 30 años.

EPS: ¿Qué puedes contarme de tus primeros contactos con el mundo del poker?
X: Empecé jugando las típicas timbas con los amigos, creo que jugábamos partidas de 5 euros.

EPS: ¿Qué modalidad?
X: Jugábamos solo Texas Hold’em, además solo hacíamos sitngo ya que era lo único que conocíamos. Además recuerdo que todo el dinero iba para el ganador, que era algo de locos.

XemaPan en acción

EPS: ¿Y cómo diste el salto a jugar partidas más grandes?
X: A través de un amigo, que conocía un local donde se jugaban partidas de cash. Fuí la primera vez y gané bastante dinero para lo que yo estaba acostumbrado, así que desde ese momento ya decidí que esto era lo que me gustaba.

EPS: ¿No te planteaste entonces la posibilidad de ir a jugar a un casino?
X: Si, pero en esa época el único casino cercano era Monte-Picayo en Puzol y yo apenas tenía 18 años, ni siquiera tenía coche para poder ir ni dinero para jugar los torneos o partidas que se hacían allí, ya que en esa época se jugaba bastante más dinero que ahora.

EPS: ¿Cómo eran las partidas en esa época?
X: Nada que ver con lo que hay ahora. No había prácticamente nadie que supiera jugar bien a poker y al ser antes de la crisis la gente se jugaba el dinero muy fácil. Digamos que el que en ese momento supiese jugar un poco podría ganar muchísimo dinero. Lo malo es que yo en ese momento no tenía ni idea de jugar a poker, ni dinero para entrar en las partidas.

EPS: ¿También jugabas online?
X: No recuerdo muy bien en que año empecé a jugar online, lo que si recuerdo es que jugaba torneos de 1 euro o partidas de cash de 5 euros en Pokerstars.

EPS: ¿Y ganabas?
X: En absoluto. Nunca saqué ni un solo euro en esa época, todo lo que metía lo perdía siempre. Las únicas veces que saqué algo era porque algún amigo quería jugar y yo le pasaba dólares a su cuenta online y él me lo daba en efectivo. Pero nunca gané nada jugando en la época de las .com

EPS: Alguna vez ganarías algo hombre…
X: Yo podía meter un día 20 euros y al día siguiente tener 1.000 euros, pero como no sabía nada de gestión de banca acababa perdiéndolo todo siempre.

EPS: ¿Seguías las retransmisiones de partidas de póker de esa época?
X: Recuerdo alguna vez ver alguna, no se si sería algún EPT o WSOP, pero en ese momento no me interesaba demasiado.

EPS: ¿Había algún jugador en esas partidas que te llamase la atención?
X: De torneos no porque a mi lo que me gusta son las partidas de cash. De las partidas de High Stakes mi favorito era Tom Dwan sin duda.

EPS: ¿Por qué?
X: Me gusta mucho su estilo, es muy agresivo.

EPS: ¿Cuánto tiempo estuviste jugando al póker de modo recreacional?
X: Unos 3 años. Yo tenía mi trabajo y en mis ratos libres me gustaba jugar por diversión.

EPS: ¿De qué trabajabas?
X: Llevaba un bulldozer, pero la verdad es que no me gustaba mucho el trabajo y me lo dejé. Coincidió además que justo cuando me dejé el trabajo jugué un torneo en el casino de Valencia y lo gané.

EPS: ¿Qué torneo era?
X: El torneo de recompras de los lunes. El buy-in eran 100 euros con recompras y add-on y gané 6.000 euros.

EPS: No está nada mal…
X: Ya, pero a mi me supo a poco porque en ese torneo unos meses antes podías llegar a ganar bastante más, pero ya en esa época se empezaba a notar la crisis y la gente se jugaba menos dinero. De todas formas esos 6.000 euros se convirtieron en mi banca y comencé a jugar partidas de cash en el casino de Valencia y me fué bastante bien. De hecho durante un par de años estuve viviendo de lo que ganaba en esas partidas.

EPS: ¿Y cómo acabaste de croupier?
X: Por mi novia de entonces, Amparo, que quería que tuviese un trabajo más estable. Ella era croupier en el casino de Valencia y la verdad me ayudó mucho a conseguirlo.

Solo muere lo que olvidas

EPS: ¿En que año comenzaste a trabajar en el casino como croupier de poker?
X: En el año 2012 si no recuerdo mal.

EPS: ¿Cómo recuerdas los inicios en la profesión?
X: No tiene nada que ver con ser jugador. El primer día estaba cagado de miedo, y eso que yo tenía el culo pelado de estar todo el día en mesa jugando y nunca me ponía nervioso durante las partidas, pero cuando me tocó estar en el otro lado la verdad es que me temblaban las manos como nunca antes en mi vida (risas).

EPS: ¿Recuerdas alguna anécdota de tu primer día?
X: Si. Era el Día 2 de el torneo mensual de Sportium y al empezar la partida había 2 jugadores que no se presentaron, y estuve un buen rato sin tirarles cartas ni cogerles los antes ni las ciegas. En un momento dado un jugador me preguntó si les estaba cogiendo los antes y las ciegas, yo me quedé congelado al darme cuenta del error, pero le dije al jugador que por supuesto estaba cogiendo las ciegas y antes (risas). Desde ese momento ya no se me olvida nunca coger las ciegas y antes a los ausentes.

EPS: Una vez se pasan los nervios de los primeros días la cosa ya se vuelve más fácil.
X: Si. Además a mi me gustaba mucho el trabajo. Si tuviera que volver a trabajar de croupier otra vez no se me caerían los anillos ni nada. Me gusta el juego y digamos que no tienes que ensuciarte las manos ni hacer esfuerzo físico como en otros trabajos que he tenido. Trabajas sentado, siempre en buenas condiciones y normalmente tienes bastantes descansos. Para mi que no tengo estudios universitarios la verdad es que estaba muy bien.

Xema con el Staff de Poker en Casino de Valencia

EPS: ¿Qué características crees que debe tener un buen croupier de poker?
X: Saber leer en que tipo de mesa estás y como comportarte en función de ello. Por ejemplo en algunos torneos lo más importante es ser rápido y tirar muchas manos porque las estructuras son muy rápidas, o si la mesa está de buen humor también saber adaptarte a ello para hacer la partida más amena. La concentración también es muy importante, no me gusta que el croupier esté distraído mirando la tele de reojo o lo que sea.

EPS: como croupier, ¿qué tipo de jugadores te gusta tener en la mesa?
X: Me gustan los jugadores que son agresivos y que mueven la mesa, así la partida se pasa más amena y el tiempo pasa más rápido para el croupier. Odio las mesas lentas, será porque estoy acostumbrado a jugar cash.

EPS: ¿Prefieres trabajar en una mesa de cash o de torneo?
X: Para trabajar prefiero de torneo, y si están con las ciegas altas mejor. Y por supuesto me gusta más si hay buenos jugadores en la mesa, de los que poder aprender algo.

Xema preparando los stacks iniciales para el Paella Poker

EPS: ¿Recuerdas alguna mano en particular durante tu carrera como croupier? Por el motivo que sea…
X: Si, cuando trabajaba en el casino de Valencia. En un bote bastante grande en una partida de cash dos jugadores fueron all-in en el turn, uno con dobles parejas reyes-seises y el otro con “trucha” de dieces (en el argot del poker, una trucha es un trío), por lo que solo le valía el rey para ganar. Pidieron hacer “run twice” y las dos veces salió el rey. Además el jugador que perdió era amigo mío, pero bueno es lo que hay, el juego es así.

EPS: ¿Cuál es el torneo de buy-in más alto en el que has trabajado?
X: He trabajado varias veces en el Estrellas Poker Tour de Pokerstars, tanto en Valencia como en Marbella, así que debe ser el High Roller del Estrellas que vale 2.200 euros.

Mesa final en Marbella durante el Estrellas Poker Tour

EPS: ¿Cuánto tiempo has trabajado como croupier?
X: Creo que estuve unos 2 años trabajando ocasionalmente y luego 3 años fijo en plantilla.

EPS: ¿Cúal ha sido el último torneo en el que trabajaste antes de retirarte como croupier?
X: Precisamente en el Estrellas Poker Tour de Marbella del 2017. Fuí mas que nada a despedirme de los compañeros y eso.

EPS: Vamos ahora con la parte más peculiar de la entrevista, ¿cómo te convertiste en jugador profesional de poker? Sin duda es el sueño de la mayoría de los croupiers que conozco (risas).
X: No fué algo planeado. Fué en el verano de 2017. Yo quería tomarme una temporada de descanso y me cogí una excedencia en el casino. Gracias a un amigo que ya es jugador y que tuvo confianza en mi pude irme una temporada a jugar a Las Vegas, y la verdad es que me fué muy bien.

EPS: Parece como una película.
X: Si, la verdad es que tuve mucha suerte. En ese momento yo no tenía ni siquiera dinero para viajar a Las Vegas, y mucho menos para ponerme a jugar. Pero mi amigo me propuso ir allí con él a jugar cash, ya que sabía que nivel de juego tenía y confió en mi. Me bancó para que pudiera empezar a jugar y cumplí las expectativas con creces.

EPS: ¿Cuánto tiempo estuviste en Las Vegas?
X: 3 meses, jugando principalmente mesas de cash.

EPS: ¿En qué casinos jugabas?
X: En el que mas jugué fué en el Wynn, que personalmente es mi favorito, por el trato que le dan al jugador y por que era donde más cómodo me sentía en las mesas.

EPS: ¿Te alojabas en el mismo hotel del casino?
X: No, alquilamos un apartamento a unos 15 minutos del Wynn y del Bellagio.

Wynn Casino, Las Vegas

EPS: A parte del Wynn, ¿en que otros casinos jugaste?
X: Principalmente jugué en el Wynn y en el Bellagio, el resto no me gustaron mucho. Yo me fijo mucho en la calidad de las fichas, de la mesa, que esté cómodo en las sillas y que te traten bien. Después de recorrerme todos los casinos de la ciudad estos dos para mi son los mejores con diferencia.

EPS: ¿Impresiona mucho Las Vegas la primera vez que vas?
X: Sin duda, por la barbaridad de gente que hay en todo momento y lo enormes que son los casinos comparados con los casinos en España. Allí además son sitios de paso, tú puedes ir caminando por la calle y a veces tienes que pasar por dentro de un casino para llegar a otro sitio.

EPS: ¿Y las mesas como eran?
X: Pues con muchísima gente siempre, a las 8 de la tarde ya habían 6 o 7 mesas de 2-5 que es lo que yo más juego y siempre montones de jugadores recreacionales en las mesas. Había veces que podía estar jugando durante horas y no ver a ningún “reg” en la mesa (un “reg” es un jugador profesional o semi-profesional, que juega regularmente en un casino en concreto), por lo que las mesas eran altamente rentables.

EPS: Y a parte de jugar cash, también cosechaste grandes resultados en torneos ese verano.
X: Si, en el Wynn estaban promocionando mucho un torneo de 600 euros de buy-in y en contra de las recomendaciones de mi amigo, que odia los torneos, me decidí a jugarlo.

EPS: ¿ A tu amigo no le gustan los torneos?
X: Para nada, no le gustan y le sale más rentable jugar cash. Yo en ese momento ya había ganado bastante para poder jugar con mi propio dinero y decidí apuntarme a un satélite de 80 euros y conseguí la entrada de 600.

EPS: ¿Y qué pasó en el torneo?
X: Que lo gané. En realidad cuando quedábamos 2 jugadores hicimos un pacto y nos repartimos el dinero. Él tenía bastantes mas fichas que yo.

Xema se lleva el trofeo del Casino Wynn para casa

EPS: ¿Cuánto ganastes?
X: Yo me llevé 55.000 euros y él 65.000. Pero jugamos por el trofeo y me lo acabé llevando yo para casa.

EPS: ¿Y tu amigo que te dijo?
X: El estaba flipando, vino a ver la partida durante la mesa final y me decía que le sorprendía lo tranquilo que me veía jugando esas cantidades, a pesar de que cada vez que se eliminaba un jugador había saltos de premios de 7.000 o 10.000 euros.

EPS: Y después de llevarte el trofeo del Wynn vino otro torneo…
X: Si, había en marcha un evento de torneos High Roller, que evidentemente no era para mí ya que la entrada al Main Event costaba 10.000 euros, y el resto de torneos eran de 5.000, de 25.000…

EPS: ¿Qué evento era?
X: El Five Diamonds en el Bellagio. Yo ni siquiera lo conocía entonces, pero empecé a preguntar a otros jugadores y resulta que era uno de los torneos más importantes del año en Vegas. De hecho los mejores jugadores del mundo van siempre a jugarlo. Lo que hice fué apuntarme a un satélite de 1.000 euros, ya que a pesar de haber ganado el otro torneo no iba a pagar 10.000 euros en la vida para jugar el torneo, no solo por lo caro que es, si no porque el nivel de los jugadores es altísimo y no tienes casi ninguna oportunidad.

EPS: ¿Cómo te fué en el satélite?
X: Me lo pasé bomba, hice puntos muy rápido y no sufrí en ningún momento del torneo. Cuando quedábamos solo 10 jugadores luchando por 8 entradas yo era el chip leader del torneo de calle. Como tenía tantas fichas abría todas las manos y robaba fichas sin parar, porque la burbuja era o llevarte 10.000 euros o no llevarte nada así que me aproveché de la situación para asegurarme mi entrada. Hubo una mano en la que subí y 2 jugadores estuvieron pensando mucho tiempo antes de tirar las cartas, y uno de ellos al final las tiró descubiertas y llevaba pareja de reyes.

EPS: ¿Y qué llevabas tu?
X: Creo que llevaba un 8 y un 4 o algo así (risas)

EPS: Entonces te llevaste tu entrada y te jugaste el torneo de 10.000 euros, ¿como fué la experiéncia?
X: Yo esteba como en un sueño. Estaba en las mesas o dando una vuelta por los pasillos en los descansos del torneo y me cruzaba con los jugadores más top del mundo que también estaban jugando. Yo no paraba de pensar qué cojones hacía yo jugando este torneo (risas)

EPS: ¿Había más españoles jugando?
X: Creo que habría unos 6 o 7 españoles, estaba Adrián Mateos, Codelsa, Sergio Aído y alguno más que no son tan conocidos porque son jugadores de cash, pero todos ellos muy buena gente la verdad, a parte de que son de los mejores jugadores de poker del mundo. Al ser yo el “nuevo” por así decirlo estuvimos hablando un rato y nos fuimos a comer por ahí y tal. La verdad es que se portaron muy bien conmigo.

EPS: ¿ Y cómo te fué el torneo?
X: De puta madre. El torneo duraba 6 días y yo llegué hasta el cuarto día. Quedé en el puesto 39 y cobré 31.000 dólares, que como me había sacado la entrada por 1.000 dólares fué multiplicar x30 la inversión.

EPS: ¿Compartiste mesa con algún jugador famoso?
X: Con varios, entre ellos Phill Hellmuth, al que eliminaron a las pocas manos de llegar yo a la mesa y puso una de sus famosas caras de mala leche. Además le eliminó otro español que había en la mesa.

Daniel Negreanu cumplió su sueño y por fin pudo hacerse un selfie con Xema

EPS: ¿Te sentías cómodo jugando el torneo? Lo digo porque el nivel de los jugadores sería altísimo…
X: Sinceramente no me sentí incómodo en ningún momento. Tampoco tuve que lidiar con muchas situaciones comprometidas. También te digo que la estructura me venia a mí muy bien porque empezábamos con unas 300 ciegas, lo que para un jugador de cash como yo es buenísimo. De hecho la mayor parte del tiempo estaba jugando igual que si fuera una mesa de cash y me fué bastante bien. También te tienen que acompañar un poco las cartas, porque estoy seguro que cuando quedabamos 150 jugadores o así yo era probablemente de los 10 peores jugadores que quedaban en el torneo, pero aún así hice una muy buena posición.

EPS: La verdad es que no te fué nada mal para ser el primer viaje a Vegas…
X: Pues aún jugué otro torneo de 1.100 dólares y llegué a premios, pero cobré solo 3.000 dólares o algo así. Luego ya como me quedaban pocos días para volver a España estuve más como de vacaciones, me iba de compras e hice algo de turismo, pero ya con muchas ganas de volver a casa, porque la faena estaba más que acabada por ese año en Vegas.

EPS: ¿Cuánto tiempo estuviste jugando en Vegas?
X: 3 meses seguidos, y al final se hace muy duro. No haces otra cosa durante todo el día que jugar, tienes que estar siempre concentrado y apenas tuvimos unos pocos días de descanso en esos 3 meses.

EPS: ¿Cúales eran tus planes cuando volviste a España?
X: Mi intención era volver al trabajo, pero visto lo visto se me ha presentado la oportunidad de hacer una banca y jugar de modo profesional, de volver al año siguiente a Vegas y seguir jugando partidas de cash que es lo mio. De hecho ahora en España estoy jugando muchísimo cash.

¿Te atreves a sentarte con Xema en la mesa?

EPS: A parte de jugar, dedicas tiempo a estudiar el juego?
X: Si, pero solo estudio la modalidad spin&go, que son unos torneos online de solo 3 jugadores, muy turbo.

EPS: ¿Y eso?
X: Porque me aceptaron en la escuela Spin Legends, y ahí lo que se estudia es esta modalidad de poker en concreto.

EPS: ¿Y cómo funciona?
X: Ellos te bancan para jugar y te forman, dependiendo de tu nivel como jugador empiezas a jugar unos niveles u otros. Lo bueno es que ellos no se basan en las ganacias que haces, si no en tus estadísticas como jugador, por lo que si juegas bien aunque tengas malas rachas siguen apoyándote para que sigas jugando.

EPS: Bueno Xema ya para terminar, ¿podrías decirnos los pros y los contras de ser jugador de poker profesional?
X: Lo mejor para mi es la libertad. Tú mismo te organizas cuando vas a trabajar, cuando vas a tener vacaciones y en ese aspecto se vive muy bien. Y por supuesto la parte económica, si eres un jugador ganador vas a hacer bastante más dinero que en un trabajo normal.
La parte más difícil es la volatilidad de tus ingresos. Si eres un jugador ganador sabes que a la larga vas a ganar bastante dinero, pero hay semanas o incluso meses que puedes estar perdiendo, y hay que ser muy fuerte mentalmente y tener mucha cabeza para aguantar esas malas rachas.

EPS: Muchas gracias por tu tiempo Xema, nos vemos pronto, probablemente en algún casino.

X: Si, probabemente estaré atizando en alguna mesa de cash (risas) Un saludo a vosotros y a vuestros alumnos.